fbpx
Tutoriales

En qué mano se pone el reloj: estas son las razones

En qué mano se pone el reloj

Seguro que en tu caso sabes en qué mano se pone el reloj de hombre. Quizás por costumbre, o porque lo has visto así en el caso de tu padre, o a lo mejor porque te has fijado que es donde lo suele llevar el resto de la gente, o simplemente por comodidad, pero lo cierto es que, aunque parezca algo trivial, tiene sus fundamentos.

Si alguna vez te has preguntado dónde se pone el reloj, a continuación, te lo vamos a contar, porque, aunque no te lo creas tiene sus motivos y nada se hace por casualidad. Vamos a verlo.

En qué mano se pone el reloj

Lo cierto es que la mayoría de nosotros nos lo hemos puesto automáticamente desde el primer día que nos regalaron este fantástico complemento. Seguramente, la primera vez nos hayamos fijado en nuestros progenitores y hayamos seguido la misma costumbre. Pero si te das cuenta, la mayoría de la gente lo lleva en la mano izquierda y algunos en la derecha. Y eso puede hacer que nos planteemos la pregunta ¿en qué mano va el reloj para los hombres? O ¿hay alguna norma al respecto?

En realidad, todo se explica por razones meramente prácticas, lo normal es llevar el reloj en la mano que no es dominante, ¿por qué? Pues sencillamente porque podemos mirar la hora más fácilmente llevándolo en la muñeca en la que no solemos realizar las acciones habituales. Por ejemplo, cuando escribimos, podemos consultar la hora casi sin dejar de escribir.

Por lo tanto, si eres diestro lo debes llevar a la izquierda y si eres zurdo deberías llevar el reloj en la mano derecha.

Al mismo tiempo, sin darnos cuenta también lo estamos protegiendo, ya que la muñeca que menos se emplea es menos susceptible de recibir golpes, fracturas o rayaduras que la dominante.

Otro motivo podría ser simplemente por comodidad, ya que, si llevamos el reloj de mano en la menos dominante, podremos realizar las acciones más libremente que si lo lleváramos en ella.

Si nos fijamos en todas las razones anteriores acerca de dónde va el reloj, explican perfectamente por qué la mayoría de la gente lo lleva en la izquierda, ya que la proporción existente de zurdos es mucho menor. Lo cierto, es que no hay ninguna regla escrita acerca de en qué mano debe colocarse, por lo que normal es que se lleve en la muñeca que resulte más cómoda en cada persona.

Por otro lado, puede pensarse que es por motivos costumbristas, pues, hasta hace poco tiempo, ser zurdo estaba mal visto. Y sí, esto puede explicar el que antes la mayoría de los relojes los llevaran en la mano izquierda. Pero hay otra razón para esto. Y es que, los primeros relojes de pulsera no eran automáticos, necesitaban darles cuerda, y ¿con qué mano la daríamos? Pues con la dominante.

Así que, si te preguntas «¿reloj en la mano derecha o izquierda?», lo cierto es que puedes llevarlo donde te sientas más cómodo. En la actualidad no está mal visto (si eso es lo que te preocupa) llevarlo en cualquiera de las muñecas.

Aquí puedes ver un video explicativo de los motivos y las reglas más habituales:

Otros consejos a seguir a la hora de ponerte tu reloj

Ahora que sabes en qué mano se pone el reloj, quizás te preocupen otro tipo de cuestiones como si debe colocarse en la muñeca, qué tipo de correa es preciso llevar o lo que debe apretar.

¿Hay alguna posición correcta para el reloj?

En realidad, no la hay. Lo normal es que se lleve en la posición que resulte más cómoda. Lo tradicional es colocárselo inmediatamente después de la muñeca, esto otorga comodidad a la hora del movimiento de la mano. Sin embargo, en algunos casos puede ser una posición más difícil de alcanzar, sobre todo si se usan camisas con puño cerrado.

La segunda posición posible es directamente sobre la muñeca. Esta ubicación puede resultar incómoda si está excesivamente apretado, ya que puede reducir el pulso y dificultar ciertas acciones de la mano. Lo bueno de esta posición es que visualizar la hora es mucho más fácil.

Lo cierto es que es cuestión de la comodidad y practicidad que tiene cada uno. Pero, lo que puede ser «un delito de moda estético» es que el reloj se vea al completo en aquellos hombres que usen camisas de manga larga. La visibilidad máxima debe ser solo la mitad de la esfera cuando se baja en la totalidad el brazo.

¿Cuánto debo ajustarlo?

Nuevamente, no hay nada escrito al respecto; cada uno debe buscar la comodidad del ajuste. Lo que ocurre es que, si está demasiado ceñido, puede restringir la circulación sanguínea, y si está demasiado suelto, puede parecer una montaña rusa, con lo que no resulta demasiado estético.

Nuestro consejo es que elijas el ajuste necesario para que se sostenga firmemente en la muñeca y permita una cierta holgura en su giro.

¿Qué correa es la correcta?

La elección de la correa sí que debe ser tenida en cuenta, ya que en alguno de los casos puede resultar bastante incómoda de ver. Aunque en un principio también es una cuestión de gustos, lo considerado «bien visto» tiene relación con la actividad que realizamos cuando llevamos nuestro reloj.

Por ejemplo, en ocasiones festivas, llevar correas de cuero marrón o negro en hombres, o en malla, plata u oro para mujeres, suele considerarse lo correcto. Las de acero son perfectas en entornos urbanos y si se realizan actividades deportivas, pueden elegirse correas de silicona o de goma.

Si te preocupa en qué mano se pone el reloj, puedes estar tranquilo, póntelo donde te sea más cómodo y donde no te dificulte la realización de tus tareas habituales. Lo importante es que te guste y, de esta forma, pasará a formar parte de la extensión de tu propio cuerpo.

Consultor de Marketing Digital y apasionado de los relojes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *