fbpx
Marcas Reseñas

Reloj Longines: elige tu primer reloj clásico

Reloj Longines

Pocas cosas hay más clásicas que un reloj Longines, y es que podemos admirar modelos de nada menos que ¡casi 150 años! Algo que se fabrica durante tanto tiempo tiene que caracterizarse por su calidad y su diseño. Si tienes uno de ellos, te encantará saber la historia de su marca, y si aún no lo tienes, no puedes dejar pasar el momento de tener esta maravilla en tu muñeca. Vamos a decirte por qué, ¡presta atención!

Historia de la marca Longines

Como no podía ser de otra forma, fue en Suiza en el año 1867, donde en la localidad denominada Saint-Imier, se fabrica el primer reloj Longines de bolsillo. El nombre de la marca es debido a su ubicación, ya que los terrenos donde estaban las instalaciones se denominaban Les-Longines (prados alargados).

El primer reloj Longines antiguo se fabricó con el movimiento llamado 20A, un calibre de veinte líneas con escape de áncora y con un pulsador para la puesta en hora, detalle completamente novedoso para la época que obtuvo un reconocimiento mundial debido a los premios obtenidos en la Exposición Universal de París en 1867.

Esto proporcionó un gran crecimiento a la empresa, que se tradujo en una mejora notable en sus instalaciones debido a un crecimiento importante de pedidos, incluso en el continente americano, un hito en exportación verdaderamente importante en los años de los que estamos hablando.

La primera producción en cadena de un reloj Longines

Las relaciones comerciales que tenía la empresa llevaron 10 años más tarde a exponer sus relojes en la Exposición Universal de Filadelfia, en el año 1876. En este viaje, fue donde aprendieron todo lo necesario para instaurar en sus instalaciones la producción en cadena. Gracias a ello, dos años más tarde ve la luz el primer reloj Longines de hombre con cronógrafo, el denominado calibre 20H, capaz de llevar un exhaustivo control del tiempo.

El salto a la fama

La gran tecnología incorporada en sus relojes hizo que en 1886 fuesen los más utilizados por los jueces de las competiciones deportivas en Nueva York, debido a su gran precisión para controlar el tiempo. Hecho que unido a la salida de su calibre 21.59, un cronógrafo de alta precisión, hicieron el registro y la patente de la marca en el año 1889.

Pero, la verdadera explosión se produjo en el año 1900, donde su modelo de bolsillo calibre 21.59, denominado «La Renommé», gana el premio universal en la Exposición Universal de París. Un año más tarde saca al mercado el primer reloj Longines de pulsera, el 13.33 Z, un cronógrafo electromecánico de precisión.

A partir de aquí ya todo es revolución, los relojes Longines empiezan a ser los más usados en el sector aeronáutico, hasta el punto de que uno de ellos iba en la muñeca del aviador que realizó el primer vuelo atlántico. Esto dio pie a la comercialización de su modelo Longines Lindberg, capaz de calcular la longitud y la latitud de una forma sorprendentemente exacta para la fecha en la que estamos hablando. ¿Sería este el principal motivo de la proeza?

Reloj clásico de hombre

El reloj clásico del siglo XXI

Hoy en día, puedes ver comercializados innumerables modelos sacados de sus colecciones más exclusivas; «Longines Master Collection», «Longines Sport Collection», «Longines Master Collection Retrograde Moonphase»… Todas ellas capaces de ofrecer relojes para los más exigentes en todos sus formatos. Piezas de arte que solo los suizos son capaces de fabricar para las muñecas más elegantes del planeta. ¡Siempre hay un Longines con las características que deseas para acompañarte a todas partes!

Reloj Longines clásico

Por qué elegir tu reloj clásico de la marca Longines

Un reloj clásico de hombre Longines, o de mujer, puedes encontrarlos en las vitrinas de las tiendas más prestigiosas y exclusivas de cualquier ciudad del mundo. Están considerados como la mejor expresión en gusto y distinción decorando una muñeca. Pero, al mismo tiempo, son valorados por aquellos coleccionistas y amantes de la precisión y minuciosidad que solo puede aportar la relojería suiza.

Longines L26294783

Uno de los principales motivos por los que las personas exigentes se deciden por esta marca es porque aparte de aunar tradición y elegancia, son objetos que no pierden valor en el tiempo. Un reloj Longines antiguo está muy valorado, y es una pieza muy codiciada por los coleccionistas más exigentes del mundo. Al hilo de esto, hay economistas que afirman que es mejor tener invertido el dinero en un objeto como este que tenerlo en el propio banco.

Si eres de los que piensan que para tener un artículo tan exclusivo como este se necesita mucho dinero, deja que te digamos que estás equivocado. Aunque cualquier producto de esta firma está valorado como un objeto de lujo, puedes encontrar un reloj Longines de precio alrededor de 700 €.

Reloj clásico mujer

Y es que, un reloj Longines está fabricado para aquellas personas que les gusta combinar lo clásico con la distinción, además de poder llevar encima un objeto altamente tecnológico y funcional. ¿Te has fijado alguna vez en las personas influyentes que salen en los medios de comunicación? Si prestas atención, verás muchos modelos Longines en sus muñecas. ¿Por algo será no?

Consultor de Marketing Digital y apasionado de los relojes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *